Han sido fechas de grandes compras, tanto en los comercios tradicionales como en internet, ahora tocan fechas de devoluciones, cambios, compras nuevas… ¿Conoces los sitios donde compras? ¿Comprarías en cualquier comercio? ¿Estás seguro?, a continuación os damos algunos consejos para las comprar online de forma segura.

Compra-segura-por-internet

 

 

  • Busca información en internet sobre el sitio o vendedor al que le estás comprando para ver las opiniones de otros compradores, es muy aconsejable, antes de realizar el proceso de compra, investigar un poco sobre la web, para ver si tiene menciones o quejas por «estafa», si hay casos de usuarios que han pagado y no han recibido lo comprado etc. Puede suceder que no exista ninguna opinión porque sea una nueva tienda, en cuyo caso lo mejor es estar muy atento al resto de puntos.

 

  • Una de las formas que tenemos de saber que un sitio web es quien realmente dice ser, así como estar seguros de que la información que le enviemos va a «viajar» por internet cifrada (más protegida) es lo que se conoce como protocolo «https«. Que tenga esta opción, no es equivalente a que el sitio sea totalmente seguro, «simplemente» quiere decir que la información viajará cifrada y que la web es quien dice ser (no alguien haciéndose pasar por ellos).

httpsImagen

Esta opción es algo que los propietarios pueden contratar a la hora de crear sus comercios, para ello pagan a una entidad «de confianza mundial» que es la encargada de asegurar que la web es la correcta y es quien dice ser, así como que el cifrado es adecuado.

Puede darse el caso, de que los creadores de la web decida enviar la información cifrada por sí misma, sin contar con ninguna verificación externa, en este caso puede aparecernos al acceder una imagen como la siguiente:

CertificadoPeligroso

¿Esto significa que la web no es segura?, no, no significa necesariamente esto, pero sí que puede dar lugar a dudas, puesto que en caso de que la página fuese hackeada, saldría el mismo mensaje, por lo que aunque en principio no significa que debamos desconfiar, sí que es algo que nos debe hacer estar más alerta.

  • Desconfía si el precio tiene una gran diferencia con respecto a lo que encuentras en otras webs. El dicho «nadie da duros a pesetas» tiene su aplicación también en el mundo online, es cierto que podemos encontrar grandes descuentos en productos y servicios, provocados por menores costes para el comercio, asociados al menor coste de mantenimientos del local, impuestos etc. Pero todo tiene un límite, conviene desconfiar si existe una GRAN diferencia, sobre todo si se trata de compras a particulares, en webs de subastas o intercambios. Hay que leer también muy bien la descripción del producto, puesto que no es lo mismo «Vendo PlayStation 3» que «Vendo PolyStation 3«, podemos encontrarnos con una desagradable sorpresa.
  •  Puede ser una buena costumbre utilizar el apartado de contacto de la web, para comprobar su tiempo de respuesta, ver si realmente son de confianza. Es recomendable también fijarse en el apartado de contacto // origen de la web,  puesto que será más fácil reclamar si pertenece a tu propio país, o al menos a uno en que la legislación sea similar.
  •  Para minimizar riesgos de estafas económicas, o de datos asociados a la tarjeta de crédito, hay entidades bancarias que ofrecen a sus clientes la posibilidad de contratar una tarjeta específica para compras online, en la que se inserta la cantidad a pagar y no permite descubiertos, por ejemplo la del BBVA (aunque la tienen prácticamente todas las entidades).
  •  Ninguna entidad bancaria de nuestro país  va a enviar un email para que introduzcas la contraseña o datos bancarios, los procesos de pago más comunes son mediante transferencia bancaria, contra-reembolso  con tarjeta o con una pasarela de pago tipo PayPal. En los procesos con tarjeta de crédito solicitarán el número de la tarjeta y el ccv, además dependiendo de la entidad también pueden pedir una confirmación a través de sms o tarjeta de coordenadas, pero no van a enviar un email con un enlace en el que debas introducir la contraseña.
  • Revisa las cifras en las pantallas de resumen, cuando en el proceso de compra llegues a la pantalla de resumen de la plataforma de pago, revisa bien que el destinatario e importe de la compra es correcto, puesto que puede haber sido interceptado en el proceso y cambiado información.
  • Permanece pendiente a la situación del pedido, conviene interesarse por el estado del pedido cada cierto tiempo, para ver si existe retrasos sea debido a  falta de stock, festivos… o bien debemos comenzar a preocuparnos y plantearnos reclamar nuestro dinero o cancelar el pago.

 

¿Qué hacer en el caso de que haya una estafa ,  que puedan haberte robado tu cuenta bancaria o tus credenciales para una plataforma de pago?

  1. Ponerte en contacto con el comercio en cuestión para intentar solucionarlo con ellos.
  2. En caso de no ser posible esto, cancelar los pagos realizados, en el caso de PayPal puedes encontrar información en su web, en el caso de haber utilizado transferencia o tarjeta de crédito, lo mejor es que contactes con tu entidad bancaria.
  3. Contactar con la Guardia Civil para poner una denuncia, a través de la web de la Unidad de Delitos Telemáticos, ofrecen un formulario que te ayude a generar la denuncia, pero tendrás que acudir en persona a una de sus centros.